Redacción El Diario

Copenhague, Dinamarca. – Una tradición en Dinamarca es que cuando alguien cumple 25 años y está soltero, la persona en cuestión es cubierta con canela y con agua, mientras está atada, algo que cada vez es más común.

En la ciudad de Odense en un fin de semana, un grupo de jóvenes decidieron realizar este reto, y cuando todo parece que va de acuerdo a lo planeado, una llama de fuego golpea a la víctima, quedando rápidamente rodeado por una llama.

Gracias a la rápida reacción por parte de sus compañeros, el fuego quedó sofocado antes de que el cumpleañero quedará grave por esta curiosa “celebración”.

Comentarios