Indonesia.- En el Sudeste Asiático se encuentra la Isla de Flores, que es una de las muchas que forman parte de Indonesia y que llaman la atención de los científicos, ante los hallazgos en dos ocasiones de especies humanas y animales, que no tenían ningún parentesco, pero evolucionaron independientemente; aunque tienen algo en común que es el enanismo.

Los investigadores tienen varias hipótesis de la baja estatura y una de ellas que dan credibilidad, es que la misma Isla de Flores es la responsable de las especies de dimensiones pequeñas.

Este trabajo ha sido publicado en la revista Science, que da la siguiente explicación: la primera especie humana que habitó en la mencionada isla se ubica hace 100,000 a 60,000 años y fue el ‘Homo floresiensis’.

Esta especie humana tiene características muy particulares como una estatura de apenas un metro y que fueron hallados algunos huesos en el año 2003 en una cueva de Liang Bua. A este grupo humano se le apoda los ‘Hobbits’.

También es importante mencionar que actualmente la Isla de Flores está formada por una parte de pigmeos, y que los científicos han relacionado como parte de la familia de los ‘Hobbits’.

Las investigaciones dan más información a quienes buscan que factores incidieron en la especie humana con enanismo, pero el grupo de especialistas encabezados por Richard Green, de la Universidad de California, y Joshua Akey, de la Universidad de Princeton (ambas en EE.UU.), aseguran que los estudios precisan que los pigmeos modernos de la Isla de Flores no poseen fragmentos cromosómicos que los vinculen con los ‘Homo floresiensis’.

La estatura de los humanos la relacionan con la alimentación y en este caso, mencionan que la baja talla de esta especie pudo provocarla los escasos recursos alimenticios de los ecosistemas de la isla, y que en su evolución, se han adaptado reduciendo el tamaño de su estatura para requerir menos calorías.

Precisan que en esa época en que vivió el ‘Homo floresiensis’, parece una fantasía y señalan que en la Isla de Flores se encontraban elefantes diminutos y ratas enormes, así como otras especies con enanismo y gigantismo.

Lo interesante de lo expuesto por el grupo de científicos radica que todos los mamíferos, en esa época presentaron modificaciones en sus tamaños, y los animales aparecieron con situaciones extraordinarias, como aquellos que hoy conocemos como pequeños crecieron y aumentaron; mientras que otros disminuyeron en su dimensión.

¡No es fantástica esta teoría de los ‘Hobbits’.

Con Información de: El Debate 

Comentarios