Oseguera y el boom turístico del sur

0
37

Fernando Acuña Piñeiro.-

Madero, tal y como la conocemos, es una ciudad de calles bañadas por la brisa, de gente amable y afortunada de contar con el patrimonio turístico más importante de Tamaulipas: la playa Miramar. Dicho nombre, se dice, tiene su antecedente, en el imponente Castillo de Miramar, la residencia del duque Maximiliano de Habsburgo, construido sobre un pequeño acantilado, a orillas del mar Adriático.

Hasta hace poco, una buena parte de los hogares maderenses permanecían anclados en la nostalgia, recordando el pasado de la bonanza petrolera. Durante varias décadas, las envejecidas antorchas de la industria emblemática del país han alumbrado el devenir económico y social de la urbe, bautizada con el nombre del empresario coahuilense de formación jesuita.

Acerca de él, se puede decir que, más que político, don Francisco Ignacio (y no Indalecio) Madero González era un profesionista de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, con estudios en agricultura y comercio, en universidades de Estados Unidos y de Francia. Con toda certeza, fue este hombre, (altamente preparado, para la época que se vivía en México), quien se animó a despertar al Tigre rural, hecho de zarpas campesinas que desataron la Revolución de 1910.

Un tecnócrata como Madero, fundó la Revolución. Y cien años después, otro grupo de tecnócratas del PRIAN (la mayoría economistas) se encargaron de desmantelar la alianza social del Estado Mexicano, abriéndole la puerta al triunfo arrasador de MORENA, y al liderazgo de Andrés Manuel López Obrador. En la década de los 30, el gobierno de Lázaro Cárdenas nacionalizó los hidrocarburos, incluyendo la refinería Madero, que se había fundado en 1914.

Pero la actual vocación desarrollista del municipio ya no responde tanto a las expectativas del petróleo, con todo y que el grupo obradorista trae entre sus principales proyectos la modernización de las refinerías, y la creación de algunas más. En lo inmediato, la ruta emergente del progreso maderense es su enorme potencial turístico, con un mercado nacional e internacional, como el de la zona metropolitana de Monterrey, San Luis, Coahuila y el sur de Texas.

Tal vez por ello, ya desde ahora, en los meses previos a su arribo como el nuevo alcalde, empeñado en fundar una nueva historia de despegue económico, el joven empresario Adrián Oseguera Kernion ya está anunciando la dotación de servicios básicos en la playa. Y lo que será un importante hotel de cinco estrellas, que generará más y mejores empleos.

“Seremos facilitadores de la inversión”, ha dicho Adrián, en lo que ya se perfila como el boom más importante de infraestructura turística en el sur de Tamaulipas. El megaproyecto, que ya está bastante avanzado, contempla además un centro comercial, ampliación de la oferta hotelera y la creación de un megacinema. Se habla de llevar a cabo una cruzada de equipamiento vial, que incluye más de 50 kilómetros de pavimentación.

Recientemente, durante un recorrido por la colonia Benito Juárez, para agradecer el voto de los ciudadanos, Oseguera dijo que durante su gobierno, habrá estímulos fiscales, para el pequeño comercio.

Destacó también que los trabajos de reconfiguración de la refinería Madero, que se llevarán a cabo, durante el sexenio obradorista, aportarán al municipio, nuevas fuentes de empleo, y habrá reactivación económica. En unos meses más dará inicio el trienio obradorista en el municipio turístico más importante del estado.

De la mano de la nueva administración oseguerista, Ciudad Madero se perfila para despegar como uno de los destinos turísticos más importantes en el norte de la República.

No lo pierda de vista, porque el horizonte marítimo no conoce límites. Y el oseguerismo está por levar anclas.

 

MALOHE ANUNCIA OBRAS EN MATAMOROS

Mientras tanto, el otro alcalde electo de MORENA, en la ciudad de Matamoros, Mario López Hernández, convocó a una rueda de prensa para informar que los trabajos propios de la transición de poderes municipales se llevarán a cabo este 15 de agosto. Pero que rendirá protesta el 30 de septiembre, para empezar a ejercer funciones al día siguiente, el uno de octubre próximo.

López Hernández dijo también, que una de las obras más prioritarias de su administración será la de llevar los servicios básicos de luz y de agua potable al poblado de Las Higuerillas, así como a otras comunidades que se encuentran cercanas a la playa.

Comentarios