Washington, EE.UU. (AP) – Un mecánico de aerolíneas en ánimo “suicida” se robó un avión desocupado de Horizon Air, despegó del aeropuerto internacional de Seattle y fue perseguido por aviones militares antes de estrellarse en una pequeña isla en el Puget Sound el viernes por la noche, dijeron las autoridades.

Información preliminar indica que el estrelle ocurrió porque el hombre de 29 años estaba “haciendo acrobacias aéreas o simplemente por falta de habilidad como piloto”, dijo el departamento del sheriff del condado Pierce.

Ed Troyer, portavoz de la oficina, dijo en Twitter que el hombre estaba “suicida” y que el incidente no está conectado con terrorismo.

Video mostró el Q400 de Horizon Air trazando grandes círculos y realizando otras maniobras peligrosas a la puesta del sol en el Puget Sound. No había pasajeros a bordo.

Las autoridades dijeron inicialmente que el hombre era un mecánico, pero Alaska Airlines dijo más tarde que se piensa que era un agente de servicio empleado por Horizon.

Esos empleados dirigen a los aviones para el despegue y el acercamiento a las puertas, entre otras tareas.

Testigos reportaron ver el avión siendo perseguido por aviones militares, antes de estrellarse cerca de la isla Ketron, al suroeste de Tacoma, Washington. Troyer dijo que aviones caza F-15 despegaron inmediatamente de Portland, Oregon, y estaban en el aire “en minutos” y que los pilotos “mantuvieron a salvo a la gente en tierra”.

El departamento del sheriff dijo que estaba conduciendo una investigación exhaustiva de los antecedentes del hombre, cuyo nombre no fue dado a conocer de inmediato.

El avión fue robado a las 8 pm. Alaska Airlines dijo que estaba en “posición de mantenimiento” y no tenía programado un viaje con pasajeros.

Horizon Air es parte del Alaska Air Group y cubre rutas cortas en el oeste de Estados Unidos.El Q400 es un avión turbohélice de 76 asientos.

El sheriff Paul Pastor dijo que el hombre “hizo algo tonto y parece haber pagado con su vida”.

El individuo podía ser escuchado en grabaciones de audio diciéndoles a los controladores aéreos que era un “hombre acabado”.

Un controlador aéreo llamó al hombre “Rich” y trató de convencerlo para que aterrizara el avión.

“Hay una pista a tu derecha en una milla”, dijo el controlador, refiriéndose a un campo de aterrizaje en la base Lewis-McChord.

Mensaje:

“Esa gente me va a maltratar si trato de aterrizar allí”, respondió el hombre y añadió: “Esto probablemente significa prisión de por vida, ¿no?”.

Más adelante, el hombre dice:

“Hay mucha gente que me quiere. Va a decepcionarles oír lo que hice … soy un hombre acabado, quizás me faltan unos tornillos”.

Los vuelos en el aeropuerto de Seattle, el mayor aeropuerto comercial en el Pacífico Noroccidental estadounidense, fueron suspendidos temporalmente durante el incidente.

Comentarios