Pros y contras del fuero

0
15

Alicia Caballero.-

Actualmente la palabra fuero, en países democráticos hace alusión al privilegio concedido por los gobiernos a quienes han logrado un cargo público por elección popular. Pero… ¿de dónde procede el vocablo?

La palabra “fuero” proviene del latín “fórum” que significa espacio abierto, foro; se le llamaba foro a la plaza pública donde se deliberaban cuestiones jurídicas y se impartía justicia, con el tiempo, el concepto fue variando; durante la Edad Media, se llamaba “fuero” al privilegio concedido por los reyes o señores feudales a un individuo o grupo humano, el cual debía ser respetado y reconocido por los herederos de quien dictó tal disposición. También se llamaba fuero, en esa misma época, a un conjunto de leyes aplicables a un pueblo. Actualmente se aplica el término “forense” a la función que realiza cualquier representante de la justicia propia de una nación.

En la edad Media, donde prevalecía una educación escolástica y la Iglesia imponía sus principios tanto en la vida religiosa como en la científica, se les concedía fuero a los catedráticos y alumnos para debatir y discernir sobre las distintas corrientes sin que se ejerciera sobre ellos represalias posteriores a causa de la divergencia de opiniones con la Iglesia. Era el año 1017 cuando documentan uno de los primeros casos con el Fuero de León que decretó en España el rey, Alfonso V, que daba a sus reinos protecciones y obligaciones al pueblo e instituciones.

Uno de los casos más renombrados es el del fuero universitario, con lo que la policía en España y en otros países de Europa no podía entrar a los centros de enseñanza, a fin de que los exponentes pudieran expresar opiniones y desarrollar controversias o discusiones.

México al nacer como nación, copia las estructuras gubernamentales de España; el dominio de la nueva nación estaba en manos de los criollos. Se entabló una lucha encarnizada entre liberales y conservadores en pos del poder, que finalmente, con los años, prevaleció el poder de los liberales, quedando siempre un sector de la población que no quería renunciar al pensamiento de la supremacía conservadora y que al final de cuentas quedó confinada al partido conservador que actualmente está representado por el blanquiazul.

Para las fuerzas liberales fue un reto mantenerse en el poder y salvaguardar la integridad de los miembros de su gobierno, por ello, el FUERO a los funcionarios tanto de elección popular como los administrativos de primer nivel, quienes estaban bajo amenaza constante de la oposición, fue necesario este beneficio para protegerlos.

La aplicación del fuero fue propuesta por primera vez en México independiente en el Acta de Reformas de 1847 por Mariano Otero, jurista y político mexicano, Diputado del Congreso Constituyente, en Art. 12. A partir de entonces, los políticos mexicanos que llegan a ocupar cargos de elección popular gozan de este privilegio, que consiste en que no pueden ser acusados ni juzgados por ningún delito por parte de las autoridades civiles. Dicha condición se convierte en un arma de dos filos; por una parte, su inmunidad los protege de sus enemigos políticos que pudiesen orquestar algún movimiento ilícito del que pudieran culparlos, pero, al mismo tiempo, si un funcionario no posee solidez moral ni cívica, dicha inmunidad pudiese ser un escudo para resistir acusaciones y actuar impunemente cometiendo acciones atentatorias contra la ley o la integridad de otra persona física o moral o institución. Cuestión que, de comprobarse, es bastante grave.

Ante la crisis moral y política que atraviesa la nación, a causa de la corrupción y la impunidad en el castigo de delitos cometidos por personas con fuero, los partidos PRD y MORENA propusieron el desafuero de Diputados y Senadores para que estos sean juzgados conforme a la ley en caso de comprobárseles participación en delitos. Por unanimidad, las Cámaras denegaron tal petición.

Históricamente diversos actores políticos de casi todos los partidos, han enfrentado procesos de desafuero para enfrentar ante la justicia ilícitos en los que se vieron involucrados y se les comprobó participación.

Ante los vaivenes de la actual política mexicana y el reciente triunfo de AMLO, la nación está en espera del derrotero que tomará este planteamiento, ya que el Presidente electo es partidario de la cancelación del fuero, y al tener mayoría en las Cámaras, …¿se logrará el desafuero definitivo de los funcionarios que tienen cargos de elección popular? ¿Será conveniente a los intereses de las mayorías?… a partir del primero de diciembre, veremos cambios sustanciales en la política mexicana y quienes amamos a esta tierra nuestra esperamos que sean para bien de las mayorías…

Comentarios