Ejemplo de superación

0
179

Shalma Castillo.-

Cd. Victoria, Tam.- Aunque estuvo a punto de tirar la toalla, Daniel Lerma, aprovechó la oportunidad y ahora estudia ofertas con la posibilidad de volver a Estados Unidos…

Llegó allá para hacer sus prácticas profesionales…

Su eficiencia lo llevó a aprovechar los avances tecnológicos y el desarrollo que experimentan las unidades de producción pecuaria en aquel país…

Egresado de la Facultad de Veterinaria de la UAT, aprovechó la base académica para convertirse en todo un experto en la reproducción animal.

Su habilidad en la rama de la genética pecuarios es reconocida en el vecino país del norte.

Hoy, después de mucho batallar, tocar infinidad de puertas, buscar becas de apoyo, enfrentar y vencer la barrera del idioma, superar envidias de lado mexicano… disfruta del reconocimiento y es buscado por empresas norteamericanas que buscan hacerse de su desempeño profesional…

 

¿CUÁNDO NACE EL INTERÉS DE EXPERIMENTAR EN EL EXTRANJERO?

Daniel, cuenta que durante su carrera tiene que realizar prácticas durante tres meses, ya sea en la misma ciudad, en otra, o hasta en otro país.

Las prácticas profesionales debe hacerlas en el último semestre, sin embargo desde años atrás él se propone a ejercerlas en el extranjero.

“Cuando curso la mitad de carrera me fijo esa meta, de hacer el internado en Estados Unidos porque entre más se acerca la fecha para salir, veo que compañeros que se van para allá se quedan en un buen trabajo”, menciona.

Al llegar el momento en que tienen que decidir en dónde van a practicar, Daniel busca incansablemente esa oportunidad.

 

¿CÓMO LOGRA IR A EU?

“La oportunidad de irme, yo la busco tocando muchas puertas”.

Sí, Daniel en ese entonces se da a la tarea de buscar a maestros, pedir información aquí y allá, solicitar apoyo en dirección, y sin embargo nadie logra ayudarlo.

“Para poder lograrlo toco puertas en todos lados, y a donde recurro todos me dicen que no”.

Pasan los días y de repente estando en una clase, el maestro comenta que él realizó sus prácticas profesionales en un rancho de EU.

Todo por casualidad, ese maestro solo da una clase por semana, y casi no lo frecuenta, pero Daniel ahí ve la oportunidad y no la deja pasar.

Así que al final de la clase se anima, se acerca con el profesor y le dice “usted realizó sus prácticas en EU, y yo estoy próximo a salir, quiero irme para allá a practicar, ¿puede ayudarme?”.

Para lo que el médico le contesta que tiene un conocido que trabaja en EU y que lo va a checar con él.

Un poco desanimado, Daniel llega a pensar que otro que le da el “avión” y solo le dice “sí, déjame lo veo” y que al final no resolvería nada.

“Ese maestro maneja todo por correo porque solo lo vemos una vez a la semana, y en esa semana yo no checo mi correo, se llega el día de la clase y frente a todos mis compañeros me dice -‘Lerma, ¿revisaste tu correo?’, le contesto que no y dice -‘¿no tienes interés en irte o qué?’, y así se da, al final él me pasa el contacto de un médico que está allá, me comunico con él y me dice que me vaya”.

Y cuando parece que todo está perdido, así es como logra poder hacer esa conexión para irse a realizar sus prácticas, y con suerte, hasta abren convocatoria para beca de movilidad a la cual Daniel mete papelería y sale sorteado, con eso se apoya para pagar el vuelo y otros gastos.

 

¿CÓMO ES LA EXPERIENCIA EN EU?

 

Su primer estancia es de tres meses en Green Bay, Wisconsin, tiempo en el que lleva a cabo las prácticas profesionales en inseminación artificial en vacas.

Mediante su trabajo, hace muchas relaciones y amistades con otros colegas que trabajan en ese y otros ranchos, y de ahí conoce a un mánager de una empresa de quien se hace amigo.

Él es quien me hace una oferta de trabajo en la compañía internacional Alta Genetics.

Al concluir su internado, Daniel regresa a México para realizar los trámites de titulación, ya que es uno de los requisitos para solicitar la visa de trabajo.

Al tener todo listo, en pocos meses regresa a Green Bay, pero ya a trabajar en Alta Genetics, empresa que se dedica a inseminación artificial en vacas, y a eso es lo que Daniel se dedica por casi tres años y va a ranchos a donde la empresa presta el servicio.

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA EN ESTE RAMO EN EU Y MÉXICO?

 

“Allá hay más oportunidad, si tú eres novato, te dejan hacer las cosas para que aprendas, y en México la mayoría son muy celosos en eso”.

La diferencia es que EU es un país desarrollado y la infraestructura de los ranchos es demasiado diferente para el manejo del ganado, en México son muy rústicos, solamente si tienes mucho dinero puedes, allá es por ley y se los exige, aparte que pueden.

También todo es a grande escala, son ranchos demasiado grandes y te dejan practicar, en México no.

 

¿POR QUÉ LE APASIONA TANTO LO QUE HACE?

 

“Desde que entro a la carrera me gustan las vacas y conforme va pasando el tiempo, me va gustando el tema de la reproducción”.

Daniel, dice que llega un punto donde abordan la medicina y ya no lo ve de forma morbosas el hablar de aparato reproductor del macho y la hembra.

Ahí nace el interés de querer aprender más sobre el tema.

“Lo que hago de inseminación artificial, es decir que soy el medio para que una vaca dé a luz un becerro, no hay toro, no hay nada, soy yo quien está poniendo el semen dentro de la vaca en el momento óptimo para que quede preñada”.

Eso es algo que lo ve y siente muy interesante, poder ser el medio para lograrlo, ya que involucra todo un proceso, no nada más se trata de poner el semen y ya quede listo.

“Allá aprendo a mejorar la técnica de inseminación artificial, es algo que difícilmente en México hubiera podido que tener en la oportunidad de aprender”.

Gracias a su desempeño y pasión, es como logra obtener una constancia que lo acredita como técnico inseminador y le da la opción de poder buscar un buen trabajo con ese currículum.”

 

¿QUÉ APRENDE DE ESA EXPERIENCIA?

 

“En lo personal, también son sentimientos encontrados porque es ir a una ciudad lejos, muy cerca de Canadá, sin conocer el lugar ni a las personas y menos el idioma. Sin absolutamente nada, pero eso me impulsa a salir adelante, me deja la satisfacción de que cuando realmente quieres, buscas los medios y lo puedes lograr”, expresa.

Daniel, platica que Green Bay es un lugar extremadamente frío, que llega a estar a los 35 grados bajo cero, muchos le dicen “yo no me iría, para qué te vas” y eso es algo que más lo impulsa, aunque lo negativo de todo eso, es estar lejos de la familia y amigos.

También, valorar a los seres queridos…

Platica que el estar lejos, y pasar las navidades, Año Nuevo, cumpleaños solo… lo ha hecho valorar los momentos que vive con su familia y amigos.

“Me pierdo momentos importantes, y ahora valoro el simplemente hecho de comer con mis papás en la mesa, eso para mí ahora es, significa bastante, cuando estás con tu familia aquí no lo ves, hasta que estás lejos y solo”.

 

¿QUÉ EXPERIENCIAS CONSIDERA INOLVIDABLES?

 

De las experiencias que marcan a Daniel, es conocer la nieve…

“¡Y vaya que cae nieve!”, pues dice que nunca antes había tenido esa vivencia, menos en cantidades exageradas como se da allá.

También, tiene la oportunidad de ir un par de veces a juegos de futbol americano de los Green Bay, “es un equipo que veía por la tv y me gusta, cuando lo vea en años voy a decir a mi familia, que yo tuve la oportunidad de estar en ese estadio en un juego de ellos”.

 

¿QUÉ PLAN SIGUE?

 

Ahora, Daniel ya no trabaja en esa compañía y ha regresado a su natal Victoria para ver a su familia y analizar propuestas de trabajo.

Mi plan, es buscar trabajo, tengo un mes que estoy aquí, pero si no encuentro buen trabajo en México, me voy a EU nuevamente, allá ya tengo ofertas de empleo en otra compañía que se dedican hacer exactamente lo mismo”.

Para Daniel es fácil entrar nuevamente a ese mercado, pues tiene historial que lo acredita.

Aunque no sabe en qué ciudad puede ser, ya que ahí es cuestión que haya vacante en cualquier estado.

“Tengo amigos de esa compañía y cuando se dieron cuenta que ya no estoy en la otra, me buscan rápido y me dicen ‘tú eres bueno y sabes, ¿te gustaría venir a trabajar con nosotros?’ pero les digo que necesito ir a México, luego analizar la propuesta”.

Ante toda esta experiencia, Daniel siempre aconseja que pierdan el miedo para poder lograr sus metas…

“Si tienen la manera de hacerlo aunque estén limitados como yo cuando salí de México, y acepto que pasé situaciones donde quería tirar la toalla… pero cuando te fijas metas lo principal es que luches hasta alcanzarlas, así vengan adversidades, si estas firme lo vas a lograr, dejando el miedo a un lado”…

 

 

Comentarios