Catón

Catón

Catón   Simpliciano, joven sin ciencia de la vida, casó con Pirulina, muchacha sabidora. Al empezar la noche nupcial el recién casado le preguntó, solemne, a su flamante mujercita: “Dime, Pirulina: ¿eres virgen?”. Replicó ella: “Si quieres una virgen ve al Cielo. Ahí hay más de once mil”… Doña Macalota, esposa de don Chinguetas, le […]

Catón

Catón

Catón   Babalucas le dijo a su enamorada: “Pero, mi vida, hoy quiero hacerlo con la luz encendida”. Replicó tajante la muchacha: “Cállate ya y cierra la puerta del coche”…  Afrodisio Pitongo, hombre salaz, quiso conocer a su nueva vecina, una chica de exuberantes formas. Llamó a su puerta, y la muchacha abrió. Iba cubierta […]

Catón

Catón

Catón   “En el hombre hay mala levadura”. Eso lo dijo Darío en su poema “Los motivos del lobo”, tantas veces repetido que el pobre animal estaba ya harto de escucharlo. Por eso regresó a la montaña, no por la causa que el poeta dice. El pecado original del que hablan los teólogos cristianos pone […]

Catón

Catón

Catón   Tú, lector mío varón, puedes jugarle a un amigo la siguiente broma. Pregúntale: “¿Sabes lo que dice una mujer que ha quedado satisfecha después de que su galán le hizo el amor tres veces seguidas?”. Tu amigo seguramente responderá que no lo sabe. Entonces tú le dirás con simulado asombro: “¿Qué nunca te […]

Catón

Catón

Catón   “¿Tiene condones negros?”. El farmacéutico se sorprendió al escuchar esa petición del cliente. Le preguntó: “Si no es indiscreción, señor, ¿por qué quiere usted condones negros?”. Explicó el tipo: “Es que murió mi compadre, y quiero que la comadre sepa que le estoy guardando luto”… Don Draconio, juez de lo familiar, se dirigió […]

Catón

Catón

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES Catón.- Dos chicas se casaron el mismo día, la primera con un novio de su edad; la otra con un galán maduro. A su vuelta de la luna de miel se reunieron a fin de comentar sus experiencias. Dijo la del marido joven: “Estuve de luna de miel 30 días, […]

Catón

Catón

Catón     Ovonio llegaba siempre con retraso a su trabajo. Un día lo reprendió su jefe, don Algón. Le dijo: “Es usted el último empleado en llegar a la oficina y el primero en irse a su casa”. “Sí, patrón -admitió Ovonio-. No puedo llegar tarde a todas partes”… La señorita Peripalda, catequista, se […]

Catón

Catón

Catón   Cinco veces. Sí, cinco veces le hizo el amor aquel galán a su flamante mujercita en el curso de la noche nupcial. Eso, ya de por sí notable, cobra mayor notabilidad si se considera que el novio, don Geroncio, era señor octogenario, en tanto que su desposada, Pomponona, era mujer joven y de […]

Catón

Catón

Catón   Augurio Malsinado fue a un burdel. Este pobre infeliz, ya lo sabemos, es perseguido de continuo por un hado adverso. Casi todo le resulta mal, y lo que no le resulta mal es porque de plano no le resulta. Hace unas noches, como dije, fue a un lupanar. Contrató los servicios de una […]

Catón

Catón

Catón   “¡Ah cabrón!”. El padre Arsilio estaba ejerciendo el apostolado de la nalga -quiero decir que estaba confesando-, y desde el confesonario alcanzó a oír a un individuo que una y otra vez repetía en voz alta aquella expresión interjectiva: “¡Ah cabrón!”. Fue hacia él y lo amonestó paternalmente: “Hijo mío: la casa de […]

1 2 3 52