Relatos De Todo Y De Todos

Relatos De Todo Y De Todos

Enrique Momento mágico   Eduardo Narváez López.- Mi hijo Enrique, de seis años, y yo planeamos disfrutar el puente vacacional del 15 de septiembre. Abordamos el autobús el viernes 12 con destino al puerto de Veracruz, lugar que frecuentábamos más seguido antes de que él ingresara a la primaria. La pasábamos muy bien en hoteles […]

Relatos de todo y de todos

Relatos de todo y de todos

Historias de Navidad y Año nuevo Eduardo Narváez López.- Eligio, en su andar a la escuela secundaria, era saludado por media docena de conocidos, de quienes sabía dónde vivían, a qué se dedicaban, cuántos hijos tenían. A la vez se sorprendía de lo mucho que la gente sabía de él: -Cómo está su papá. Salúdelo […]

Relatos De Todo Y De Todos

Relatos De Todo Y De Todos

Acabados por las desventuras   Eduardo Narváez López.-   Hilario soñaba despierto lo que haría dentro de poco tiempo: “Mire don Venancio, he trabajado duro por más de un año de trabajar como conductor de camión de pasajeros. Ya renté dos cuartos en esta colonia Contreras –colonia de pobres, que habían invadido y construido sin […]

Relatos De Todo Y De Todos

Relatos De Todo Y De Todos

GOLPEADORES   EDUARDO NARVÁEZ LÓPEZ.-   Amanda se aprestaba a ingresar a la UNAM cuando fue sorprendida por los acontecimientos: su novio Hilario se esforzaba por conseguir su base como conductor en la línea de pasaje urbano, con lo que conseguiría el consentimiento de don Venancio –padre de Amanda- para llevar a cabo su noviazgo. […]

Relatos De Todo Y De Todos

Relatos De Todo Y De Todos

¡Está temblando!   Eduardo Narváez López.-     Herminio es el cuarto de los cinco hijos del licenciado Garrido. El hermano mayor le llevaba al siguiente tan sólo dos años; después cada cinco años vinieron los demás: una niña, él y el menor. Su papá trabajaba en unas oficinas del Gobierno federal como mando medio […]

Relatos De Todo Y De Todos

Relatos De Todo Y De Todos

La vida entre los muertos Eduardo Narváez López.-   Matías, es un muchacho de once años, sus ojillos negros, brillantes, siempre inquietos, se mueven de un lado a otro; destaca el blanco inmaculado que hace verlo limpio, sano. Por lo regular no tiene la iniciativa para entablar una amistad o una plática; sin embargo se […]

1 2 3 5